Macrismo y sexismo light

  •  "Como a tantos hombres de su generación, no lo influye la mirada política de ninguna mujer. Y si hoy tuviera que dejar un sucesor, ese delfín sería, indudablemente, Marcos Peña y no María Eugenia Vidal, la espada más marketinera de Cambiemos. El Presidente viene formateado así. Las mujeres de su familia ocuparon tradicionalmente un opaco segundo plano y en las empresas del grupo Macri jamás tuvieron relevancia. A las mujeres de Pro les recomienda refugiarse en el ejercicio de un poder subterráneo, tal como lo pensaban las abuelas. Para las reuniones políticas internas sugiere que ellas hablen poco: lo justo, como para generar misterio. A los hombres de su tropa, en cambio, los alienta para que elijan esposas que al llegar a sus casas no los fastidien opinando de política: como Juliana, que es eficaz en la organización de la vida cotidiana y no le trae problemas. " Leer más.