¡Paremos el embate de lxs antiderechos!

De La Izquierda Diario.  La cúpula de las iglesias intensifican su lobby para imponer el rechazo de la ley que cuenta con media sanción. El 8 de agosto tenemos que ser millones. 

Bajo el lema "Salvemos las dos vidas", organizaciones antiderechos, pastores y referentes de instituciones evangélicas convocaron a un acto en el Obelisco porteño. La concentración, para la que viajaron micros de diferentes provincias, tuvo como eje central manifestar el rechazo al proyecto de la legalización y despenalización del aborto, que se votará el miércoles próximo en el Senado.

El comunicado de la convocatoria, que sostenía que el aborto no es una "política de salud", fue refrendado por el pastor Osvaldo Carnivali, uno de los organizadores del evento, quien declaró que "el aborto va a seguir sucediendo, pero otra cosa es que el Estado tome una decisión". Sus declaraciones, que resultan enormemente preocupantes si se atiende al derecho de las mujeres a no seguir muriendo por la clandestinidad de esta práctica, fueron refrendadas por el consejo directivo de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), una organización que integran unos 300 pastores en todo el país, que también convocaron al evento. Aunque habían anunciado la presencia de un millón de personas, los manifestantes no alcanzaban a llenar el trayecto que va desde las calles Sarmiento a Bartolomé Mitre.

La pastora Delvecchio fue una de las que subió al palco montado en el centro porteño. Allí dio lectura a un documento que entre otras cosas afirmaba, como hace pocos días lo dijeron también el padre "Pepe" Di Paola y los "curas villeros", que el aborto no es un problema de las mujeres más pobres, cuando todo indica que son ellas, las que menos recursos tienen, las que pierden la vida cada año por la ilegalidad de esta práctica. Una situación que se evitaría si se realizara de manera segura y gratuita, en todos los hospitales.  Leer más