¿Por qué hablar de masculinidades?

Hablar de masculinidades, en plural, implica el reconocimiento de que no existe una única forma de ser hombre -así como, lógicamente, tampoco hay una única manera de ser mujer.

Según la socióloga australiana Raewyn Connell, existe una masculinidad hegemónica, la cual incluye prácticas que propone y promueven la posición social dominante de los hombres, y la posición social subordinada de la mujer.​ Connell señala también que entre grupos de hombres hay relaciones de dominación y subordinación. Las masculinidades subordinadas son aquellas que se relacionan fundamentalmente con los hombres gays, quienes suelen ser discriminados por ser considerados "femeninos". Así, la hegemonía masculina se construye a través de la relación de dominación sobre las mujeres, así como también sobre las masculinidades subordinadas.

La cantidad de hombres que adhiere estrictamente los preceptos de la masculinidad hegemónica en su totalidad es bastante reducido. Sin embargo, la mayoría de ellos se beneficia de esa hegemonía a través de los dividendos patriarcales. Se trata de la masculinidad cómplice, que aunque no ejerza agresión física, sexual, psicológica o económica contra las mujeres, actúa por omisión. Por ejemplo, al momento de hacerse cargo de las tareas domésticas o del cuidado de lxs hijxs, los hombres esperan y/o permiten que sean las mujeres quienes se ocupen. 

Por último, Connell describe la masculinidad marginada, representada por los hombres de grupos étnicos de minorías en el contexto de supremacía del hombre blanco heterosexual. Algunos ejemplos son los hombres negros en Estados Unidos o los hombres de pueblos originarios en Australia. 






(De: Deconstruyendo Las Noticias.) La masculinidad hegemónica tiene múltiples dimensiones. Podría decirse que es opresiva, extremadamente frágil, que se encuentra en constante cuestionamiento y necesita de su demostración y expresión frente a los pares. Como todo rol de género, se encuentra plagado de estereotipos que son reproducidos a nivel...

"La Consulta es una campaña contra el machismo, creada y dirigida por la artista Yolanda Domínguez y financiada por El Instituto Andaluz de la Mujer, que tiene como objetivo implicar a los hombres en la erradicación de una gran epidemia social: el machismo. El machismo es un mal social que se transmite a través de la cultura y...

Para el relanzamiento de su línea de productos de cuidado masculino Homem, la marca lanza un comercial que busca generar reflexiones sobre los nuevos paradigmas de la masculinidad frente a los estereotipos tradicionales.

"El movimiento de hombres por la igualdad, y AHIGE en particular, venimos desde hace varios años celebrando el día 19 de marzo, Día del padre, para reivindicar un modelo de padre bien distinto al que se ensalzaba en sus orígenes y en su generalización y transformación comercial en los años 50. En España se asocia esta celebración al personaje de...

"Allá por mediados de siglo XX Simone de Beauvoir escribía que "no se nace mujer", indicando que las características sociales de las mujeres no eran biológicas o naturales, sino que se aprendían en el proceso de socialización, y eran acordes a determinadas pautas culturales. Preguntarnos por la masculinidad es necesariamente pensar en ese "hacerse...

"En este lugar decorado con carteles alusivos al "antimachismo", los hombres hacen un alto en el camino para reflexionar acerca de la violencia y las consecuencias que ésta acarrea.