Derribando prejuicios... 

"En la identidad de género de los niños no influye si sus padres son heterosexuales o si son homosexuales. La afirmación es el resultado de un estudio que analizó más de cien familias durante varios años. Los investigadores -dirigidos por Rachel Farr, de la Universidad de Kentucky-, estudiaron en dos fases el comportamiento durante el juego y el desarrollo de niños adoptados de 106 familias estadounidenses con parejas de madres lesbianas, parejas de padres gays y heterosexuales. Compararon con qué juguetes preferían jugar los niños con edad preescolar y luego vieron la conformidad de género de su comportamiento cinco años después.

En los análisis realizados en edad preescolar, se ofreció a los niños juguetes típicos de chicos y de chicas, y otros juguetes de carácter neutro. Además se preguntó a los padres sobre las preferencias de juego de sus hijos, por ejemplo si preferían jugar en forma brusca o si eran más bien tranquilos. En la segunda fase, cuando los niños rondaban los 8 años de edad, se les preguntó sobre sus preferencias de juego. Muchos de los niños ya tenían en ese momento otros hermanos adoptados." Leer más.